Rosa Gallego ha presentado en la mañana de ayer la denuncia en la Fiscalía para que se investiguen posibles delitos penales en la compra irregular de inmuebles por parte del Gobierno de Marea Atlántica al firmante y miembro fundacional de la Marea, Toni Lodeiro.
El juzgado abre diligencias por presunta PREVARICACIÓN del gobierno de Xulio Ferreiro por el caso de la cesión de la cárcel.
Presupuestos Rosa Gallego: "Ferreiro ha logrado que el presupuesto de 2018 sea aún peor que el de 2017 porque no resuelve ni un problema real de los coruñeses y los empeorará porque sube los impuestos a cambio de nada".

domingo, 30 de agosto de 2015

SEGURIDAD VÍAL. AVENIDA DAS CONCHIÑAS.


EL PP INSTA A LA MAREA A QUE ATIENDA LAS DEMANDAS DE VECINOS Y COMERCIANTES DE LA AVDA. DE AS CONCHIÑAS TRAS CREAR UN GRAVE PROBLEMA DE SEGURIDAD VIAL
• El PP lamenta que la Marea haya abierto al uso público un tramo en la zona con señalización distinta a la anterior que causa problemas a vecinos y comerciantes
• Begoña Freire solicita a la Marea que rectifique porque han creado un grave problema de seguridad vial al obligar a los camiones a maniobrar en zona peatonal
• El PP recuerda que reordenó con consenso a principios del 2015 la señalización horizontal y vertical de la carga y descarga, el parking de motos y el calmado del tráfico

El Grupo municipal Popular lamenta que la Marea cree problemas donde no los había, en unos casos por interés político y en otros por incapacidad de gestión, como sucede ahora tras la reurbanización de aceras y calzada en el tramo de la Avenida de las Conchiñas entre Ronda de Outeiro y la calle Barcelona.
Los populares solicitan a la Marea que rectifique y que ejecute la señalización viaria conforme estaba, porque han creado un grave problema de seguridad vial, obligando a los camiones a hacer maniobras en la zona peatonal. La Marea ha creado un claro riesgo de atropello, con la ubicación del carga y descarga, reduciendo el campo visual para peatones y conductores, eliminando la señal de 30 y llevando a las motos a las aceras al eliminar su zona para aparcar.
El Gobierno del PP había atendido la demanda de vecinos y comerciantes de la Avda de As Conchiñas para la reforma, que concluyó hace más de tres semanas y que la Marea abrió al uso público el pasado viernes con una señalización que no era la existente antes de la reforma y que no era la que había dejado el Gobierno Popular.
Begoña Freire critica la gravedad de desoír a vecinos y comerciantes que ya intentaron sin éxito que la Marea paralizase el pintado de la calle. “Lo único que tenían que hacer es ordenarlo como ya estaba, volver a pintar y colocar las señales donde estaban”, afirma, quien considera que “lo más grave es que lo han hecho en contra de las quejas de vecinos y comerciantes, que intentaron explicarles que lo estaban haciendo mal y que se pintase como ya estaba cuando se empezó la obra de reforma”.
La concejalía de movilidad del PP había reordenado a principios del 2015 la señalización horizontal y vertical en Avda de As Conchiñas, tramo Ronda de Outeiro a calle Barcelona, para atender las demandas de vecinos y comerciantes, y consensuando la actuación:
- Reubicación de la zona de carga y descarga, retrasándola al comienzo de la calle y alejándola de la calle peatonal.
- Dotación de dos zonas de plazas de motos colocadas previamente al encuentro con la calle Barcelona, y en ambos márgenes, para al mismo tiempo ampliar el campo visual de conductores y peatones en el cruce.
- Actuación de calmado de tráfico se había colocado señal de velocidad 30 coherente con la entrada a una zona peatonal.

Freire critica que ahora la Marea modifica el carga y descarga llevando a los camiones a moverse en un espacio donde cruzan peatones y eliminan una zona de motos y la señal 30, y a pesar del reiterado aviso de los vecinos y comerciantes de que lo estaban haciendo mal, que incluso intentaron paralizar el pintado el 7 de agosto. “Se ha creado un grave problema donde no lo había, era difícil equivocarse, solo tenían que volver a ejecutar lo ejecutado”, señaló.
“No han sido capaces ni de ordenar ni de pintar una calle conforme estaba, lo único que les pedían los vecinos. Si en este caso, donde ya tenían todo hecho, crean un problema donde, qué nos esperará cuando sea la Marea el que proyecte y planifique”, finalizó Freire.

jueves, 27 de agosto de 2015

ACTIVIDAD MUNICIPAL. ACTUALIDAD POLÍTICA



EL PP INSTA A LA MAREA A RECTIFICAR DE NUEVO Y EJECUTAR LA OBRA DEL KIOSKO CÍVICO DE CUATRO CAMINOS QUE PRETENDEN ANULAR POR OTRO CAPRICHO POLÍTICO
• Miguel Lorenzo recordó que es una obra consensuada con los vecinos, accesible -para lo que se mantuvieron reuniones con colectivos de discapacitados- y sostenible mediante el uso de energías renovables
• El PP adjudicó a finales de abril esta obra de 620m2 en tres plantas, por importe de 1.150.000 euros y con un plazo de ejecución de diez meses
• El popular destacó que el afán destructor de la Marea en esta obra se suma al bloqueo de actuaciones en Santa Lucía, San Agustín, la Rosaleda, instalaciones deportivas, ARIs de Labañou y Ventorrillo o la Marina

El concejal del Grupo municipal Popular Miguel Lorenzo compareció ante los medios de comunicación para instar a la Marea a rectificar de nuevo y ejecutar la obra del Kiosko Cívico de Cuatro Caminos, que permitirá dotar al barrio de un centro de ocio y cultural y favorecer la integración del inmueble en el parque, tras haber tenido conocimiento por vecinos de la zona y por la prensa de que la Marea les anunció su decisión de no realizar dicha inversión, lo que sólo se puede entender como otro capricho político.
Lorenzo recordó que el Gobierno municipal del PP adjudicó a finales de abril de este año esta obra de 620m2 distribuidos en tres plantas, por un importe de 1.150.000 euros a repartir entre los presupuestos de 2015 (550.000 euros) y 2016 (600.000 euros), con un plazo de ejecución de diez meses. Además, la zona verde se incrementará en 120 m2.
El edil explicó que se trata equipamiento muy demandado, pues se trata de un centro de ocio y cultural que dará servicio a Cuatro Caminos, pero también a zonas próximas como Os Mallos, A Cubela y A Gaiteira, pues la programación relacionada con el área social y asistencial ya se ofrece en un edificio próximo -en las antiguas instalaciones de Emalcsa-.
Lorenzo recordó que es un centro consensuado –se han mantenido reuniones con los vecinos-, accesible -se han mantenido reuniones con colectivos de discapacitados- y sostenible -con la implantación de sistemas que fomentan el uso de energías renovables-.
Por tanto, Lorenzo insta a la Marea a que rectifique, no manipule de nuevo a unos vecinos, y no paralice esta inversión, ya que se trata de un viejo sueño del barrio de Cuatro Caminos, al igual que pasó con la Ciudad Vieja y el centro Boandanza en el Agra del Orzán, que el Gobierno del Partido Popular hizo realidad.
El popular recordó que el intento de paralizar la obra de Cuatro Caminos no es el único ejemplo del afán destructor de la Marea.
Así, el actual Gobierno ha paralizado el concurso de ideas que el PP dejó preparado para el mercado de Santa Lucía con el fin de estudiar las posibles funcionalidades futuras y la posible rehabilitación del edificio en función de la idea ganadora, limitándose a una prórroga para realizar unas presuntas reformas de las que se desconoce el calado y el importe real de la inversión, sin concretar el futuro de la instalación.
Además, la Marea también ha decidido paralizar definitivamente por capricho político las obras en marcha de mejora en el mercado de San Agustín sin ofrecer ninguna alternativa seria, alegando unas deficiencias estructurales que se podrían solventar con un modificado de la obra en marcha, para lo que intentaron manipular a las placeras sin conseguirlo ya que votaron de forma unánime continuar con la reforma. A pesar del supuesto espíritu dialogante de la Marea, tras conocer el resultado de la votación de las trabajadoras, Xulio Ferreiro afirmó que harían lo más conveniente para el Gobierno. Además, la Marea suprime en el modificativo los 386.000 euros de la tercera fase de la reforma.
Por otro lado, el actual Gobierno ha decidido suprimir también en el modificativo de forma tajante la mejora de la Rosaleda que había dejado licitada el Partido Popular, sin ofrecer ninguna alternativa para mejorar una zona de la ciudad simbólica y que es visitada por miles de personas al año.
En el mismo modificativo, la Marea también anula 550.000 euros para obras en instalaciones deportivas en 2015, privando a los barrios del Agra del Orzán, Sta. Margarita, Eirís, Mesoiro, Los Rosales, Monte Alto y Riazor de obras y mejoras en 13 instalaciones deportivas, incluida la cubierta del estadio de Riazor.

También nos encontramos con que la Marea ha decidido no realizar las obras de rehabilitación y regeneración urbana en los ARIs de Labañou y Ventorrillo-Casas de Franco, que el PP incluyó entre las obras a financiar por el Plan Estatal de Vivienda, en las que el gobierno actual al final incluyó solamente al Castro de Elviña.

Por último, Lorenzo recordó que el concejal de Urbanismo anunció ante los medios de comunicación que iba a paralizar lo que resta de obra de la Marina debido a una supuesta falta de licencia que se ha demostrado no era necesaria al contar la inversión con todas las autorizaciones necesarias.
Por tanto, la Marea tiene que trabajar para licitar y ejecutar las inversiones previstas en el Presupuesto, ya que en más de dos meses lo único que han licitado son actividades de comercio por importe de 72.000 euros y tiene que dejar de poner excusas y de anular o bloquear actuaciones en marcha o previstas y ponerse a trabajar para aportar proyectos que mejoren la calidad de vida de los coruñeses.
El PP recuerda que lo único que ha propuesto la Marea hasta ahora es un salvaje paquete de recortes sociales en Empleo, Comercio, Mercados, Educación, Deportes por importe de casi 2 millones de euros en un nuevo incumplimiento de su programa electoral, además de proponer la eliminación de más de 2 millones de euros del capítulo de inversiones para destinarlo a gasto corriente. Un paquete de recortes sociales que el Pleno municipal rechazó de manera tajante.