Rosa Gallego ha presentado en la mañana de ayer la denuncia en la Fiscalía para que se investiguen posibles delitos penales en la compra irregular de inmuebles por parte del Gobierno de Marea Atlántica al firmante y miembro fundacional de la Marea, Toni Lodeiro.
El juzgado abre diligencias por presunta PREVARICACIÓN del gobierno de Xulio Ferreiro por el caso de la cesión de la cárcel.
Presupuestos Rosa Gallego: "Ferreiro ha logrado que el presupuesto de 2018 sea aún peor que el de 2017 porque no resuelve ni un problema real de los coruñeses y los empeorará porque sube los impuestos a cambio de nada".

jueves, 16 de diciembre de 2010

OPINIÓN

“Losada y su cobardía”

Según la Real Academia Española de la Lengua, la palabra cobardía significa, “actitud del cobarde, temor ante la amenaza o las situaciones”. Hago esta introducción para poder afirmar que el Sr. Losada es un COBARDE en relación con el escándalo de la venta de los terrenos de Someso, conocido ya por todos como el “Caso Relámpago”.

Todos sabemos que por ahora el peaje que vamos a tener que pagar “todos los coruñeses” por la actuación irregular de este señor, asciende a 8 millones de euros y que puede llegar a los 24 millones, y que siendo concejal de urbanismo en el año 2004, vendió los terrenos a la junta de compensación sin tener los informes técnicos y en el tiempo record de una semana, teniendo conocimiento que los propietarios de los terrenos habían solicitado la reversión de los mismos, ya que fueron expropiados para la construcción de un campo de fútbol y no para levantar edificios destinados a viviendas y un centro comercial.

Por el momento el Alcalde de todos los coruñeses, concejal de urbanismo en aquel entonces, no ha dado ninguna explicación a la ciudadanía, a pesar que ha tenido la oportunidad de hacerlo el pasado mes de octubre en un pleno extraordinario celebrado para explicar esta operación urbanística. Simplemente se ha limitado a pasarle la responsabilidad de tener que dar a conocer los detalles de tan oscuro episodio urbanístico a la Sra. Obdulia Taboadela, que en el año 2004 ni ella misma se imaginaba que iba a ser concejala de urbanismo a partir de marzo de 2009, explicaciones que por otro lado no han aclarado absolutamente nada de lo sucedido y de la actuación en su día de su actual jefe en María Pita.

El señor Losada con este asunto, mintió y sigue mintiendo. Quiso y quiere convencernos de que la operación fue una compraventa, así lo ha venido diciendo por activa y por pasiva, cuando en realidad se trata de una expropiación, así figura en los documentos municipales elaborados por los técnicos en los que aparece la palabra “expropiación” por todos lados.

El señor Losada formalizó la venta sin tener los pertinentes informes de los técnicos municipales, habiéndose aportado estos, dos días después de haber estampado su firma en el documento de venta de los terrenos a la junta de compensación. Pero lo más grave de todo es que para defenderse de las acusaciones  del portavoz de la oposición, a este señor no se le ocurre otra cosa que decir, y cito textualmente, “firmé porque los técnicos nos dijeron que teníamos que tomar esa decisión”, queriendo una vez más eludir su responsabilidad en el asunto y poner nuevamente en evidencia su cobardía.

Es lamentable que el señor Losada tenga la desfachatez de querer justificar su actuación a costa de unos funcionarios a los que parece querer cargar con la responsabilidad en todo este turbio asunto. El señor Alcalde tiene miedo de afrontar la situación y una vez más en el pleno del pasado día nueve ha rechazo, con el apoyo como era de esperar del Sr.Tello, debatir una moción presentada por el Partido Popular para la creación de una comisión de investigación para aclarar todo lo relativo sobre esta irregularidad urbanística. El  señor Losada tiene la obligación y el deber de darnos a todos los coruñeses una explicación de su actuación como concejal de urbanismo en este asunto debiendo asumir su responsabilidad en la irregularidad cometida, de no hacerlo así, seguiré pensando que es un auténtico COBARDE.
Nacho Louro.